RESEÑA HISTÓRICA DE LA SASTRERÍA MILITAR

 

En los albores de nuestra gesta emancipadora, en manos de artesanos e improvisados operarios se confeccionaron los primeros uniformes, banderas y emblemas del Ejército Argentino. 
Es conocida la magistral organización del Ejército de los Andes, donde el General San Martín montó los servicios auxiliares que entre sus misiones estaba la confección del vestuario y equipo, como lo fue la convocatoria de los patriotas cuyanos, centralizando una importante actividad de confección de mantas, abrigos y uniformes que vestiría y emplearía al Ejército Libertador.
En los primitivos talleres que con el tiempo se denominaría “Comisaría de Guerra”, laboriosos sastres confeccionaban chaquetillas, camisas, ponchos, capotes y demás elementos para hacer algo confortable la dura vida del Soldado.
El 9 de Junio de 1897 nació formalmente la Sastrería Militar. Dos Hombres Ilustres firman su partida de nacimiento, el Dr. José Evaristo Uriburu, como Presidente de la Nación, y el Teniente General D Nicolás Levalle, como Ministro de Guerra, (Decreto 3332 de creación con carácter experimental). Y dos oficiales insignes, el 23 de marzo de 1903, firman el decreto de confirmación: el Teniente General D Julio Argentino Roca, como Presidente de la Nación y el Teniente General D Pablo Ricchieri como Ministro de Guerra (Boletín Militar Nro 67).
Hacia 1907, el crecimiento de la Sastrería exige la elaboración de un reglamento interno para su régimen y funcionamiento. Entre las muchas manifestaciones que reflejaban la decidida construcción de un ejército moderno, tuvo lugar la creación de uno de los primeros reglamentos de uniformes conteniendo ya el espíritu de los actuales, de respetar taxativamente lo establecido en cuanto a cómo debía ser la vestimenta y cómo se la debía usar.
El ya crecido Taller debió trasladarse en varias oportunidades dentro de la Capital Federal, hasta que en el año 1939 se concreta el ansiado proyecto de abrir las puertas en el señorial edificio ubicado en la calle Carlos Pellegrini 877.
En el año 1950 se inaugura el Anexo “Almacenes y Talleres”  entre las calles Baez y Clay del Barrio de Palermo donde funcionarían los talleres de confección de uniformes y de formación de nuestros sastres.
En noviembre del año 1995 su sede Central de la Calle Carlos Pellegrini se traslada a las instalaciones del Anexo en el Barrio de Palermo y se dispone entonces de una nueva  estructura de Sastrería Militar, donde se desarrollan las actividades Productivas, de Comercialización, Administrativas y de Ventas.
Por reestructuración de la Fuerza se decide el traslado de las instalaciones de la calle Clay. Se comienza el proceso de diseño y adaptación de una nueva Sastrería en los cuarteles de El Palomar y un salón de Ventas en la CABA sito en la calle Cabildo 428.
El 12 de noviembre de 2018 se inaugura oficialmente su sede Central  y comienza la primera etapa de funcionamiento en El Palomar, con una estructura dinámica y ágil que permita atender las necesidades de todo el personal de la Fuerza y la misión de autoabastecimiento de uniformes de combate para el Ejército Argentino.